martes, 31 de enero de 2017

QUE ES UN BUEN CHALECO SALVAVIDAS O PFD.-

AYUDA A LA FLOTABILIDAD Y CHALECOS SALVAVIDAS



Hasta ahora hemos analizado y evaluado gran parte del equipamiento del kayak de pesca, 

sin embargo no habíamos hablado de uno de los elementos más importantes para la práctica de esta actividad, a saber, 

el chaleco salvavidas o PFD (Dispositivo de Flotación Personal).

En la actualidad existen diversos modelos de chalecos de pesca en kayak, pero lo más


importante es advertir que estos accesorios no son chalecos salvavidas, sino dispositivos

de ayuda a la flotabilidad que nos  mantendrán a flote en caso de caída al agua y que
adicionalmente nos pueden proteger del frío y de golpes.


En este artículo vamos a estudiar, en función de la normativa vigente, los diferentes chalecos salvavidas


existentes y aprenderemos a interpretar la etiquetación CE EN de los mismos. 


Pero recuerden que el mejor  chaleco es el que se usa y hay que usarlo siempre, 

si por cualquier razón nos molesta habrá que cambiarlo por un modelo más ergonómico 

que sea más cómodo.

Al adquirir un chaleco salvavidas o de ayuda a la flotabilidad comprobaremos que en la etiqueta figura el 
logotipo CE, conforme a lo dispuesto en los Reales Decretos 1407/1992 y 159/1995, que nos indicará que
 el chaleco ha superado todas las pruebas y que los materiales que se han utilizado en su elaboración cumplen
 con la Normativa Europea que desde el 1 de Julio de 1995 deben satisfacer. Esta normativa define los chalecos
 en función de su flotabilidad expresadas en Newton (10 Newton equivalen aproximadamente a 1 kg)Esta Normativa Europea clasifica en 4 categorías los distintos chalecos existentes en función de su flotabilidad:
 50, 100, 150 y 275 Newton, cuya referencia se ha calculado para un usuario de 70 kg.
 Esto significa que la flotabilidad real del chaleco varía en función del peso del usuario.

En la siguiente tabla se han clasificado las cuatro categorías de chalecos en función de la norma, flotabilidad, 
tipo de flotabilidad, categoría de navegación, tipo de embarcación, características y complementos 






 






Bien, ya sabemos diferenciar entre los distintos tipos de chalecos que podemos encontrar en el mercado, 
y como hemos podido deducir de las tablas anteriores el chaleco que vamos a utilizar en nuestro kayak es
 el primero de ellos, CE EN 393/A1, de 50 Newton que no llega a ser un chaleco salvavidas sino un dispositivo
 de ayuda a la flotabilidad. Como hemos descrito al principio se determina la flotabilidad en base a un usuario 
de 70 kg, pero en la mayoría de los casos nuestro peso estará por encima de la referencia en base a la que
 se realiza el cálculo de la normativa, por lo que tendremos que prestar especial atención al etiquetado en el 
que nos dará el parámetro de Flotabilidad real. De esta forma veremos como muchos fabricantes de chalecos 
de 50 N nos indican una flotabilidad real de 75 N.
Estos chalecos de 50N, están pensados para mantener al usuario en el agua con una seguridad razonable, 
suponiendo que sea capaz de ayudarse a sí mismo y que sepa nadar, así como para permitirle desplazarse
 sin estar incómodo y ayudarle a concentrar sus esfuerzos en salvarse más que en mantenerse a flote.
Es muy posible que dada la corpulencia y peso del kayakista o por su propia inseguridad motivada por no saber
 nadar en la medida que exige cualquier actividad en el mar, opte por un chaleco salvavidas hinchable.
 Para comprender mejor la función del chaleco salvavidas y el tipo de protección que nos ofrece vamos 
a explicarlo de forma gráfica.










Dentro de la categoría de los chalecos de 50N, los que a nosotros nos interesan son los específicos de pesca,
 y en el mercado podemos encontrar modelos para todos los gustos. Tras el análisis de los que hemos visto,
 bien sea en tiendas o a través de la red, el chaleco debería tener al menos las siguientes características. 
En primer lugar hay que buscar comodidad y libertad de movimientos durante el paleo así como en maniobras
 de rescate, para ello es necesario que el chaleco posea orificios amplios para los brazos y que el material flotante esté concentrado en la parte baja del mismo. Para poder guardar los accesorios de pesca y los de seguridad (silbato, espejo de señales, etc.) 
debe contar con bolsillos autodrenantes, hebillas y seguros. Para poder ajustar perfectamente el chaleco
 a nuestro cuerpo debe contar con cintas de amarre a nivel de la cintura y de los hombros, y finalmente, 
utilizar colores vivos y fuertes con cintas reflectantes que nos hará visibles en caso de mala visibilidad
 (niebla, orto u ocaso).

 

1 comentario:

  1. Hola, te invito a esta página donde ayudaras a visitar otros blogs y visitaran tambien el tuyo: https://sharkvisitors.000webhostapp.com

    ResponderEliminar