domingo, 22 de septiembre de 2013

Un enfoque innovador para evitar la transmisión del VIH/sida de madre a hijo.

Desde febrero de este año Médicos sin Fronteras (MSF) y el Ministerio de Salud de Suazilandia han puesto en marcha un enfoque innovador, habitualmente llamado PMTCT B+ (Prevención de la Transmisión Madre a Hijo Opción B+), en la zona de Nhlangano, al sur del país. Está dirigido a incluir en el tratamiento a 2.000 mujeres embarazadas positivas durante los próximos cuatro años, tan pronto como se haya diagnosticado su seropositividad. A día de hoy, más de 200 mujeres han recibido el tratamiento.
“En Suazilandia la prevalencia del VIH/sida es extremadamente preocupante en las mujeres embarazadas, con una tasa de cerca del 40%. Sin tratamiento, del 25 al 40% de los hijos nacidos de madres seropositivas se verán infectados”, explica el Dr. Serge Kabore, coordinador médico de MSF en Suazilandia. “El objetivo de este nuevo enfoque es poner bajo tratamiento de por vida a todas las mujeres embarazadas o que están criando y afectadas por el virus, sea cual sea su nivel de CD4. Con ello se pretende prevenir la transmisión del VIH/sida de la madre a su hijo e igualmente mantener a las madres en buen estado de salud, proteger a los bebés en los futuros embarazos, y proteger a las parejas seronegativas”.
En los otros enfoques de lucha contra el sida, el nivel de CD4 de la persona afectada por el virus es el que determina si se le debe someter a tratamiento antirretroviral (ARV). Tras muchos años de peticiones por parte de diferentes organizaciones, entre ellas MSF, la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de elevar el umbral de CD4 de 350 a 500. Esta paso importante significa que un mayor número de pacientes podrán beneficiarse ahora más rápidamente de un tratamiento que les proteja contra las enfermedades oportunistas y limitar así la posibilidad de transmisión a otras personas.
“En el año 2013 es inaceptable que la transmisión del VIH/sida de madre a hijo no sea aún una realidad”, añade Elías Pavlopoulos, jefe de misión de MSF en Suazilandia. “Poniendo en marcha el enfoque ‘PMTCT B+’, queremos mostrar que es posible evitar completamente la transmisión del virus de madre a hijo en Suazilandia, a la vez que se mantiene a las madres en buen estado de salud”.
MSF ha puesto en marcha una página web http://vih.msf.ch (en francés) que explica el enfoque PMTCT B+, sus ventajas y los objetivos de este proyecto piloto. “MSF y el Ministerio de Salud evaluarán regularmente los resultados en base a 3 criterios: el impacto en términos de salud y de tasa de transmisión, la experiencia de los pacientes y del personal sanitario y los aspectos financieros. Esperamos influir en la política de salud nacional para que este nuevo enfoque se ponga en marcha en todo el país. MSF actúa como catalizador del cambio”, añade Elías Pavlopoulos.
Este nuevo enfoque PMTCT B+ constituye una etapa importante en la lucha contra la epidemia de VIH/sida en Suazilandia. El objetivo final es invertir la curva de la epidemia del VIH/sida generalizando este enfoque para la mayoría de la población. Es la primera etapa hacia una generación sin VIH/sida en la región de Shishelweni.

No hay comentarios:

Publicar un comentario