lunes, 31 de octubre de 2011

Volcan Hudson - Que son las alertas - Clasificacion.-

SISTEMA NACIONAL DE ALERTAS

ALERTA:

Básicamente, Alerta es un estado de vigilancia y atención, que en el ámbito de la gestión de protección civil, pasa a constituir una señal sobre la probable ocurrencia de un evento que puede llegar a afectar, en mayor o menor grado, al sistema social en sus condiciones de vida.

En el ámbito de la Protección Civil, una Alerta es una señal, que indica que podría producirse o se ha producido un evento que determina una acción conjunta y coordinada de recursos operativos y técnicos que sean necesarios para actuar y controlar dicho evento, orientados por los principios de ayuda mutua y uso escalonado de recursos.

El Sistema de Alerta se activa sólo una vez validado un aviso sobre la probable ocurrencia de un evento destructivo. Este aviso puede emanar de la propia comunidad y ser recibido por Fuerzas Armadas y/o Seguridad, Bomberos u otro organismo identificado por la población y por el Sistema de Protección Civil, como responsable de una acción de respuesta, el que deberá verificar automáticamente la validez de esa información, para establecer las respectivas coordinaciones que indica el Plan correspondiente.

El Plan Nacional de Protección Civil, consagra la tipología internacional, con grados de Alerta relacionables con las tres señales clásicas del semáforo:

GRADOS DE ALERTA

El Sistema Nacional de Protección Civil, en todos sus niveles se mantiene en estado de Alerta VERDE – que es un estado permanente – que implica la vigilancia continua de la situación general del país, en cada área geográfica, para advertir con la máxima prontitud toda situación de riesgo, que pudiera desencadenar un evento destructivo.

Para el Sistema Nacional de Protección Civil, en sus distintos niveles – regional, provincial o comunal – el primer grado corresponde a:

ALERTA TEMPRANA: Constituye un estado de reforzamiento de las condiciones de vigilancia y atención, mediante el monitoreo preciso y riguroso de las condiciones de riesgo, como también de una amenaza en particular y las respectivas condiciones de vulnerabilidad asociadas a esta amenaza, para actuar con la máxima oportunidad en caso de derivar en un evento destructivo.

Constatada una situación de riesgo, de inminente derivación en una emergencia o desastre, se emite la señal de alerta respectiva, en uno de los dos siguientes grados. Alerta AMARILLA o Alerta ROJA.

ALERTA AMARILLA: Se establece cuando un evento amenaza crecer en extensión y severidad, permitiendo suponer que no podrá ser controlado con los recursos locales normales o habituales dispuestos para estos efectos y/o amenace la vida, salud, bienes y ambiente, debiendo alistarse los recursos necesarios, para intervenir de acuerdo a la evolución del evento. (Cuando se advierte que una emergencia puede hacerse más compleja o grave).

ALERTA ROJA: Se establece cuando el evento crece en extensión y severidad y, por tanto, amenaza la vida, salud, bienes y ambiente, requiriendo de una movilización total de los recursos y disponibilidad para actuar y mantener el control de la situación. (Cuando se advierte que una emergencia grave puede derivar en desastre)

EXTENSIÓN DE UNA ALERTA

Los recursos comprometidos y área de aplicación de una Alerta se definen por amplitud y cobertura.

La AMPLITUD de una Alerta puede abarcar a todos los servicios y organizaciones del Sistema de Protección Civil o limitarse sólo a aquellos más directamente involucrados en el evento.

La COBERTURA de una Alerta puede abarcar una o más comunas, una o más provincias, una o más regiones.

Corresponde a la autoridad de Gobierno interior respectiva calificar, establecer y declarar la Alerta con la amplitud y cobertura necesarias, de acuerdo a las evaluaciones presentadas por el Director de Protección Civil y Emergencia correspondiente.

Según sea la situación, la Alerta Roja se puede establecer de inmediato con la amplitud y cobertura necesarias, sin que medie previamente una Alerta Amarilla.

Frente a variables de riesgo específicas, como las de carácter volcánico, existen Sistemas de Alerta puntuales, que si bien mantienen los grados generales de Amarillo y Rojo, establecen grados intermedios, con una mayor precisión de procedimientos para cada uno de ellos. Asimismo, frente a la variable de incendios forestales,la Alerta roja se aplica desde el momento en que existe amenaza para zonas pobladas y por lo tanto, se requiere movilizar el máximo de recursos posibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario