jueves, 4 de agosto de 2011

Seis niños indígenas mueren de malnutrición en Argentina .-

Un bebé wichí de 18 meses fue el último de los seis niños que la semana pasada murieron de malnutrición en la provincia norteña de Salta.

Julián Darío Pérez fue re-admitido en el hospital después de haber sido dado de alta la semana anterior, pero murió el miércoles después de sufrir un “shock séptico por desnutrición”.

Según el diario argentino “La Voz”, decenas de niños están recibiendo tratamiento en estos momentos contra la deshidratación y la malnutrición.

La Asociación de Profesionales Sanitarios de Salta ha contestado con estas palabras a las acusaciones del Gobierno que echan la culpa al personal del hospital: “[las autoridades gubernamentales] intentaron sacarse de encima la responsabilidad política del hambre crónica y la falta de agua potable, causas verdaderas de ésas y muchas otras muertes infantiles evitables”.

Los wichí son los habitantes nativos de la rivera del río Pilcomayo en el norte de Argentina. Su tierra, antaño fértil, ha sido invadida poco a poco por los ganaderos, agricultores y colonos que han dejado a los wichí sin apenas territorio y en una situación de pobreza extrema.

Como muchos indígenas en todo el mundo, los wichí registran niveles de malnutrición y hambre desproporcionados. Un médico declaró: “[asuman su responsabilidad política por] el hambre y la desatención sanitaria, endémicas en las comunidades de los pueblos originarios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario